A la mayoría de los perros les encanta que les compartamos nuestra comida cada vez que hay una oportunidad o que los consintamos con golosinas o bocadillos que los llenen o entretengan.

Pero a la hora de darles bocadillos que no son parte de su alimentación recurring hay que tomar una serie de consideración como que algunas cosas no son saludables para ellos o que pueden provocarles una serie de malestares o promover enfermedades.

De acuerdo con expertos de la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA por sus siglas en inglés), hay alimentos que simplemente no son para los perros por mucho que se les antoje ya que les pueden ocasionar problemas de salud a corto y largo plazo debido a que su capacidad de metabolizar la comida es diferente a la de los humanos.

Algunas de ellasn frutas y verduras que, si bien los perros pueden comerlas y requerir sus vitaminas por su dieta omnivora, su ingesta se debe supervisar y las indicadas.

A continuación te presentamos una lista de frutas y verduras que pueden y no pueden comer los perros, según recomendaciones de expertos veterinarios y de crianza de club canino americano y ASPCA.

Frutas y verduras que SÍ pueden comer los perros

– Manzanas

Cortadas en rodajas son seguras y saludables. Les aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra que benefician a su sistema digestivo.

platanos

– Arándanos

Son seguros y nutritivos. Tienen antioxidantes que combaten enfermedades y vitaminas, minerales y fibra.

– Melón

Con moderación, es una buena opción debido a que son fuente de agua y fibra. Debido a que también es alto en azúcares, no se recomiendan en perros con sobrepeso o diabetes.

– Pepinos

Son especialmente buenos para perros con sobrepeso ya que no tienen carbohidratos, grasas o aceites. Aumentan los niveles de energía y están cargados de vitaminas K, C, B1, potasio, cobre, magnesio y biotina.

– Mangos

Están repletos de vitaminas diferentes: A, B6, C y E. También tienen potasio, betacaroteno y alfacaroteno. Como con la mayoría de las frutas con hueso, primero quítalo, ya que contiene pequeñas cantidades de cianuro y puede convertirse en un peligro de asfixia si se lo meten a la boca.

– Naranjas

Las naranjas son una excelente fuente de vitamina C, potasio y fibra, y en pequeñas cantidades, la pulpa jugosa de una naranja puede ser un sabroso manjar para tu perro. Los veterinarios recomiendan tirar la cáscara y sólo ofrecer la pulpa de la naranja, sin los huesos ni la cáscara.

– Duraznos

En pequeñas cantidades de duraznos frescos o congelados cortados son una gran fuente de fibra y vitamina A, incluso pueden ayudar a combatir las infecciones.

Sus porciones, la frecuencia y los cortes deben cuidarse, porque el centro contiene cianuro, que es una sustancia tóxica para los perros.

– Peras

Tienen un alto contenido de cobre, vitaminas C y K y fibra. Se ha sugerido que comer la fruta puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral en un 50 por ciento.

– Piña

En cantidades pequeñas, la piña es un buen bocadillo para los lomitos ya que están llenos de vitaminas, minerales y fibra.

– Calabaza

Es considerada una buena y saludable opción para consentir a los lomitos. Ayuda con la salud de la piel, con la digestion y remedio la diarrea o el estreñimiento.

– Frambuesas

Con moderación, esta fruta proporciona antioxidantes, son bajas en azúcar y calorías y altas en fibra, manganeso y vitamina C. Son buenas, en especial, para los perros mayores debido a sus propiedades antiinflamatorias que cuidan el envejecimiento de las articulaciones.

Asimismo, son altas en xilitol que ocasionan exceso de liberación de insulina, insuficiencia hepática, hipoglucemia, vómitos, letargo y pérdida de coordinación.

Los signos pueden progresar a convulsiones e insuficiencia hepática. Es por eso que se debe controlar el consumo

– Fresas

Son ricas en fibra y vitamina C, además contienen una enzima que les ayuda a blanquear sus dientes. Eso sí, debido a que son altas en azúcar, se recomienda cuidar las porciones.

– Brócoli

Está bien si comen en pequeñas cantidades y siempre acompañados de otro alimento. Es alto en fibra y vitamina C, pero contiene isotiocianatos que pueden irritar su estómago y en grandes cantidades o con frecuencia ocasiona obstrucción en el esófago.

– Coles de Bruselas

Están llenos de nutrientes y antioxidantes que benefician la salud humana y animal. Sin embargo, se recomienda moderar las porciones, ya que pueden provocar gases y malestar estomacal.

– Zanahorias

Ya sean crudas o cocidas, las zanahorias son buenas ya que son bajas en calorías y una rica fuente de vitaminas, minerales y fibra.

– Apio

Rico en vitaminas A, B y C, este bocadillo verde crujiente contiene los nutrientes necesarios para promover un corazón saludable e incluso combatir el cáncer y alivia el mal aliento debido a la frescura que ofrecen.

– Espinacas

Los perros sí pueden comer espinacas, pero no en grandes cantidades y no con frecuencia, ya que pueden provocarles problemas para absorber el calcio y daño renal debido a los altos niveles de ácido oxálico.

Frutas y verduras que NO pueden comer los perros

– Aguacate

El aguacate contiene una sustancia llamada persina que resulta ser peligrosa para los perros. Llega a ocasionar daño cardiovascular e inflamación. En casos extremos conduce a la muerte.

– Cerezas

Sólo pueden comer la parte carnosa ya que el área del hueso y el hueso contienen cianuro, una sustancia que los pueden intoxicar, que les interrumpe el transporte del oxígeno celular. Si tu perro llega a comer cerezas, cuida sus signos vitales, pupilas dilatadas o en su capacidad para respirar, ya que puede desarrollar signos de envenenamiento en cuestión de segundos.

-Uvas y pasas

Ambos frutos contienen una sustancia tóxica que causa insuficiencia renal.

– Espárragos

No son dañinos para su salud en common, pero los expertos dicen que no sirven de nada dárselos, ya que son duros crudos y demasiado blandos cocidos, de hecho pierden todos sus nutrientes cuando están cocinados.

– Hongos

Los hongos silvestres pueden ser tóxicos para los perros, muchas de las 50 mil especies de hongos pueden lastimar a los perros o incluso provocarles la muerte. Los champiñones blancos lavados del supermercado podrian estar bien, pero los expertos podrian evitar cualquier tipo.

– Cebollas y ajos

Estos vegetales causan irritación gastrointestinal y daño a los glóbulos rojos. También puede causar vómitos, diarrea, dolor de estómago y náuseas.